Alfabetización digital para el Metaverso

29/11/2022

-

Compartilhe:

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter

Por Juan Raso Delgue

Temo abusar con el uso de la palabra “Metaverso”. Pero es evidente que está de moda y atrae. Cuando hablo de Metaverso, más que imaginar la propuesta concreta de Mark Zuckerberg, pienso en esa realidad digital “inmersiva” que se viene y que “está más allá” (“meta”) de la realidad física en la que tradicionalmente se construyó el trabajo.

¿Qué conocimientos serán necesarios para trabajar con relativo éxito en la dimensión digital? Una dolorosa paradoja acompaña esta pregunta: por un lado las tecnologías obligarán a una dura competencia de todos contra todos en la hiperglobalización; por otro lado, eludir la formación para trabajar en contextos altamente tecnológicos, implicará una inexorable exclusión de las oportunidades futuras de empleo.

¿Qué hacer? ¿Cómo prepararse para trabajar en el nuevo mundo virtual e inmersivo? ¿Desde donde construir nuestras futuras competencias laborales?

La Unión Europea ha promovido diversas investigaciones sobre las habilidades laborales de la “sociedad digital”, las que a su vez comprometen a los Estados en sus políticas educativas: en definitiva se trata de prepararnos para trabajos, para los cuales hasta hoy no hemos recibido la necesaria capacitación.

El reciente Informe de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) de 19 de octubre pasado y un anterior estudio de la Unión Europea denominado Plan de Acción de Educación Digital (2021-2027) intentan orientar en estas difíciles cuestiones.

El Informe de la OCDE del mes pasado señala los desafíos educativos de las tecnologías digitales, relevando opiniones en los principales países industrializados: Bélgica, Canadá, Francia, Alemania, Italia, Países Bajos, Reino Unido, Estados Unidos, Singapur y España. El estudio releva no solo empleos de alta calificación tecnológica (software developers, programmers and engineers, data scientists y data engineers), sino también aquellos de tipo más tradicional, que están bajo impacto digital (publicidad, comunicaciones, finanzas, ventas, marketing digital, expertos en posicionamientos de productos, derechos de marca, análisis de la competencia, etc.).

Más comprensible para nuestras realidades nacionales y latinoamericanas es el
Plan de Acción de Educación Digital (2021-2027), iniciativa de la Unión Europea para ajustar los sistemas de educación y formación de los Estados a la era digital.

Este “Plan de Acción” establece dos ámbitos prioritarios: a) el fomento de un ecosistema educativo digital de alto rendimiento y b) la mejora de las competencias y capacidades digitales en la dimensión tecnológica.

En el primer caso – el desarrollo de un sistema educativo digital – el Plan incluye las siguientes medidas:

  • infraestructuras, conectividad y equipos digitales;
  • planificación y desarrollo de capacidades digitales eficaces, incluidas las capacidades organizativas actualizadas;
  • profesores y personal de educación y formación con competencias y confianza digitales;
  • contenidos de aprendizaje de alta calidad, herramientas fáciles de usar y plataformas seguras que respeten las normas sobre privacidad digital y las normas éticas.

Con relación a la mejora de las competencias digitales, el Plan de Acción de la Unión Europea apunta a temas como:

  • capacidades y competencias digitales básicas desde una edad temprana;
  • alfabetización digital, incluida la lucha contra la desinformación;
  • educación informática;
  • buen conocimiento y comprensión de las tecnologías intensivas en datos tales como la inteligencia artificial;
  • capacidades digitales avanzadas que generen más especialistas digitales;
  • velar por que las niñas y las mujeres jóvenes estén representadas por igual en los estudios y carreras digitales.

En época de debate sobre la transformación educativa en nuestros países, estos documentos nos sacuden y muestran la limitación de muchas de las propuestas educativas nacionales generalmente orientadas a la formación tradicional. Las recomendaciones de los estudios de la UE y la OCDE alertan sobre la necesidad de emprender acciones educativas sostenibles para formar a nuestros jóvenes y recalificar a nuestros adultos en empleos cada vez más impregnados de la dimensión digital.

La preguntas no son pocas:

a) ¿Nuestro educadores están preparados para el uso de las tecnologías digitales en la enseñanza y están en condiciones de contribuir a la “alfabetización digital” de los jóvenes?
b) ¿El sistema educativo público – formación secundaria y terciaria – plantea estrategias educativas para obrar desde cada sector del conocimiento con las necesarias herramientas digitales o prefiere derivar la cuestión tecnológica a las universidades privadas, a riesgo de aumentar la brecha de competencias laborales entre la educación pública y privada?
c) ¿Existen datos en nuestros países sobre las competencias digitales de los jóvenes entre 13 y 18 años y entre los 18 y 25?
d) ¿La alfabetización digital será un nuevo camino de discriminación entre las distintas franjas sociales, medidas en función de los ingresos?

La pandemia – ese extraordinario laboratorio mundial que ensayó y promovió las tecnologías de trabajo remoto – obliga a reflexionar sobre la educación y la formación para el futuro. Ya no se trata simplemente de conocer algo más sobre los nuevos trabajos: el desafío es “aprender el idioma” de las tecnologías digitales para evitar que un nuevo “analfabetismo” – al igual que aquél del siglo XIX – aparte a amplias franjas de trabajadores de oportunidades de empleo, cada vez más necesarias en los nuevos contextos productivos.

Publicação original: http://elblogdejuanraso.blogspot.com/2022/11/alfabetizacion-digital-para-el-metaverso.html

Notícias relacionadas

30/01/2023

Currículo dos candidatos à Cadeira 11 apresentados em ordem alfabética. Publicado conforme Ato 155 da…

27/01/2023

A Academia Brasileira de Direito do Trabalho manifesta o seu imenso pesar pelo falecimento do grande…